TURISMO EN Estado de México

Ubicado en la parte central de la República, el Estado de México está formado por una variedad de hermosos paisajes, e igualmente variado en su clima, que va desde el cálido en el sur, donde existen balnearios de aguas termales como Ixtapan de la Sal, hasta el frío en las cercanías de los volcanes.

Hay ahí muchos testimonios de los asentamientos prehispánicos, entre ellos Teotihuacan, la urbe más importante de Mesoamérica; Teotenango, Calixtlahuaca y Malinalco, y numerosos conventos como el de Acolman, el de Zinacantepec, Tepotzotlán, el de Chalma y el de la Virgen de los Remedios, evidencias de la tarea de evangelización durante la Colonia.

Pueblos que se asientan en medio de valles o en lomeríos boscosos; poblaciones de señorial arquitectura que conservan la huella de un pasado esplendoroso, como Aculco, Valle de Bravo, Texcoco, Tenancingo, Chalco y El Oro.


También el Estado de México es reconocido por su rica presencia indígena. Sobresale por sus numerosas fiestas, ferias y tradiciones, como la Feria del Caballo en Texcoco; por sus mercados, de gran atractivo, que ofrecen bellas artesanías, como los famosos árboles de la vida de Metepec; y por su cocina, que es variada y reconocida por los embutidos, las carnes frías, la barbacoa y otros platillos regionales, así como por sus licores de frutas y dulces típicos, pero eso no es todo, el Estado de México tiene museos y otros sitios culturales, como un gran zoológico, parques y áreas protegidas.

Los atractivos naturales son muchos y muy diversos, en las tierras mexiquenses se encuentran desde extensas zonas boscosas, grutas y formaciones rocosas, hasta volcanes y lagunas, entre las que destacan la de Valle de Bravo, un sitio preferido por los amantes de los deportes acuáticos.

VISITA MÉXICO ARMAMOS EL PAQUETE A TU MEDIDA ¡LLÁMANOS!

HOTEL POSADA VIENA CIUDAD DE MÉXICO